jueves, 2 de enero de 2014

Principios básicos del riego.

CO2... o agua, como la conocemos habitualmente, es una sustancia esencial para el desarrollo de la vida en la tierra que puede mostrarse en tres estados: sólido, líquido y gaseoso y que puede estar dulce o salada, dependiendo del punto del circulo que recorre desde el punto de vista físico, en un ciclo de evaporación o transpiración.

Una gran parte del agua se destina a la agricultura y es utilizada para irrigar los cultivos del que menos del 20%  llega a la planta; el resto es un inmenso desperdicio por lo que últimamente ha salido a la palestra un nuevo concepto, el de "uso racional del agua", ya que empieza a considerarse un recurso limitado que ha sido culpable de una gran cantidad de conflictos por el riego, la forma de aportar agua al suelo para que las plantas se alimenten.

Hay dos tipos de agricultura:

  • De secano, aquella en la que el hombre no aporta agua al cultivo si no que este debe sobrevivir con la que la naturaleza de aporta.
  • De regadío, aquella en la que el hombre proporciona agua adicional al cultivo con diferentes técnicas.

En lo que al huerto ser refiere ha de ser de regadío por los cultivos que pretendemos sacar adelante y hay tres formas de regar, dependiendo del tamaño del tamaño del mismo:

  • A manta, es el método tradicional  pero en el que se desperdicia mas agua.
  • Manualmente, con manguera o con regadera, el método mas trabajoso.
  • Por goteo, el mas costoso  pero el que menos agua desperdicia.


Pero es importante regar lo justo porque si regamos poco la raíz se secará pero si regamos mucho se pudrirá, por lo que es importante un buen drenaje y promover condiciones que retengan el agua, dependiendo de las circunstancias.

 

Una entrada de Logio para su huerto.

Te aviso por email cuando actualice, si quieres.